Lo que está ocurriendo en Lesbos y en otras islas del mar Egeo es algo definitivamente nuevo. Estamos ante el mayor movimiento de población en el territorio europeo desde la Segunda Guerra Mundial. Una enorme fenómeno en frente al cual es difícil estar preparado. El ACNUR ha estructurado su intervención en la isla desde hace algunas semanas y actualmente sigue siendo muy limitada. A las ONG las autoridades locales prohíben operar fuera de los campamentos oficiales, que son dos Kara Tepe (para los sirios) y Moria (para todos los demás), que tienen una capacidad alrededor de 800 personas en total.

DSC_0085
La gente llega a las playas, mojada, traumatizada, a veces herida. Todo el trabajo de atención primaria está dirigido exclusivamente por voluntarios.
En los últimos meses se han organizado varios campamentos informales, cerca de las playas de llegada y los puntos de paso fuera del centro de registro de Moria.
Oficialmente, son ilegales y son frecuentes los problemas con la policía.

Son estructuras totalmente auto-organizados. Ambulatorios, distribución de ropa, tiendas de campaña y mantas, cocinas que preparan miles de platos al día. Asociaciones pequeñas, micro ONG dedicadas sólo a esta causa,voluntarios en autonomía que recogen dinero de amigos y familiares para financiar su estancia en la isla y la compra cosas útiles. Es un enjambre de personas, iniciativas, gente que intenta ser útil. Toneladas de materiales que llegan con furgonetas, coches, autobuses desde todo el mundo. Se montan y desmontan todas las infraestructuras dentro de unas pocas horas. Quién tiene un medio de transporte está siempre en movimiento para cargar y descargar cosas y personas.
No siempre hay orden, pero el sistema es increíblemente eficiente. Nadie coordina, pero alternadamente cada uno tiene que ser responsable de algo. La mayoría de los voluntarios se quedan en la isla poco tiempo y entonces nos intercambiamos los papeles, se aprende y se deviene parte de este flujo colectivo a una velocidad increíble. Incluso los refugiados, que en este momento se quedan en la isla para pasar como muchos tres días, se ofrecen como intérpretes para ayudar.

Los más participativos son los británicos y los estadounidenses. Muchos utilizan gofundme.com para recaudar dinero. Según la plataforma de crowdfunding dedicada a proyectos individuales más de medio millón de dólares se recogieron con este fin, a través de 640 campañas. Una Babel increíble y extremadamente pragmática que molesta a todo el mundo, las autoridades, las organizaciones internacionales anclada a la idea de la gestión profesional de la emergencia, que desafortunadamente no teniendo dinero no despega. Un debate que aquí a nadie le importa y que pone en relievo los extremos del mundo bipolar: la guerra contra los seres humanos!
Cualquier ambición de ordenar, organizar, dirigir, se debe dejar al puerto de Mitilene. Lo único que puede hacer llegando a Lesbos es arremangarse y participar. Recomendable a todos, especialmente a aquellos que como yo han trabajado muchos años en las organizaciones no gubernamentales, movimientos …. abandono de rendimiento, relajación,algunos pasos atrás y veáis cosas que ni siquiera podéis imaginar!

DSC_0076

Annunci