Desde el inicio del año han desembarcado en Lesbom Leros, Cjios e Samos más o menos 800 mil refugiados de los cuales la mayoria se escapan de la guerra.
Aproximativamente un 65% de Sirios, y los demás Iranies y Afganos.lesbo4
Por diversas razones, muchas personas están cultivando y avalan este silencio , no sólo a los gobiernos y los medios de comunicación . En estos días la situación es muy grave también en Idomeni , en la frontera entre Grecia y Macedonia, donde están bloqueadas miles de personas que se encuentran en condiciones dramáticas
A pesar del invierno y la creciente inestabilidad política que siguió a los atentados en París, miles de personas siguen llegando a las islas del Egeo , especialmente en Lesbos . Después de unos días de tregua debidos al mal tiempo sólo en el día de ayer ( 24/11 ) han desembarcado 2.000 personas .
Pagan los Traficantes entre 1.000 y 2.000 euros para montarse en balsas o pequeños y viejos barcos de pesca a menudo sin suficiente combustible para llegar a la otra orilla. Naufragios y muertes se producen a diario.
El alcalde de Lesbos dijo recientemente en una entrevista radial que en la isla no hay más espacio para enterrar los cadáveres. Los que logran llegar a la isla tienen que esperar hasta 10 días para un procedimiento de reconocimiento que le autoriza a moverse en territorio griego y continuar el viaje .
En el mientras los refugiados que esperan se dividen entre los sirios y el resto del mundo. Los sirios son tratados en un poco mejor . Son recibidos en Karia Tepe con un mínimo de infraestructura y los médicos en el lugar. Otros permanecen en la isla en condiciones extremadamente precarias . En Lesbos las organizaciones humanitarias son pocas y tienen medios insuficientes , grupos de voluntarios han surgido espontáneamente para hacer frente a la situación incluidos grupos de rescatistas voluntarios que recuperan las personas en mar. En Lesbo los refugiados llegan así:


Preparo este viaje desde hace varias semanas y los eventos del 13 de noviembre lo han hecho aún más urgente y necesario. Un mar de palabras e imágenes de muerte se ha vertido en todas partes. Análisis, consideraciones, reflexiones sobre el terrorismo, la responsabilidad, la geopolítica, las guerras de los últimos quince años, sobre el hecho que los muertos no son todos iguales, las hipocresías de los gobiernos occidentales, sobre la cuestión de estar o no en guerra.
Los tambores de la guerra ya tocan fuerte y no añadiré la mía a este mar de palabras, pero lo haré con más convicción de lo que ya había decidido. Una acción concreta.
Me uniré durante unas semanas a los voluntarios en las islas del mar Egeo en Idomeni donde están gestionando una verdadera crisis humanitaria. Voy a tratar de alimentar este blog para proporcionar información sobre lo que está pasando. Voy a evaluar la posibilidad de una campaña de solidaridad más estructurada.
Cualquier persona interesada a colaborar puede contactar conmigo por correo electronico caterina.amicucci@gmail.com.

Annunci